RECORRIENDO ASTURIAS EN RAQUETAS DE NIEVE, UNA EXPERIENCIA ÚNICA

El Parque Natural de Ponga, Los Lagos de Covadonga, El Casetón de Ándara o el Refugio de Vegabañu, en el Oriente asturiano, son opciones excelentes para iniciarse en esta práctica deportiva de invierno

Reconozco que soy de esas personas a las que les gusta probar cosas nuevas y que creen firmemente que no hace falta ser deportista de élite para lanzarse a la aventura. A veces el miedo nos paraliza, pero he de decir que con el tiempo he aprendido a vivir una vida llena de experiencias. Hace poco me propusieron ir a hacer “raquetas de nieve” en el Parque Natural de Ponga (Asturias) y, para ser sincera, tuve que utilizar a mi amigo Google para salir de dudas. Mis conocimientos sobre el tema iban poco más allá de saber que no consistía en jugar al tenis en la nieve, pero no tenía ni idea de lo que suponía realmente. Sin embargo, me animé.

El día amanecía temprano y, tras un buen desayuno, estaba lista para comenzar. A mi llegada al punto de partida, un monitor nos esperaba para explicarnos al detalle todo lo que necesitábamos antes de empezar el recorrido: como a utilizar una pala en la nieve o a construir un refugio o iglú en caso de necesidad, ¡todo se volvía muy emocionante! Con él aprendimos la importancia de comprobar la meteorología antes de organizar cualquier plan de montaña, el tiempo allá arriba es muy cambiante y podemos llevarnos un susto. También la importancia de tener en cuenta las horas de luz que va a haber durante la jornada y a calcular bien los horarios de nuestra ruta ya que en invierno siempre hay menos horas de luz. Juntos repasamos además toda la indumentaria necesaria para la ocasión. 

 

Todo el grupo debía disponer de:

  • Una camiseta de interior (en mi caso térmica) que nos aísle del frío pero que transpire.

  • Un forro polar o sudadera.

  • Una chaqueta impermeable que nos aísle de la humedad.

  • Un pantalón cómodo e impermeable que a su vez nos aísle del frío.

  • Unas botas de montaña (¡que no dejen pasar el agua!)

  • Las tres “ges”: gorro, gafas y guantes.

  • Una mochila para llevar todo lo que necesitemos con nosotros durante la travesía (agua, ropa de recambio,algo de comer, un móvil…)


Una vez comprobado todo nos calzamos las raquetas y ¡adelante! La ruta que nosotros hicimos ese día atraviesa el Parque Natural de Ponga y lugares tan espectaculares como el bosque de Peloño, un precioso hayedo que parece de cuento, el mirador de Les Bedules, desde donde las vistas son espectaculares,  y la campera de Les Llampes, un paraje único a los pies del Picu Rasu (1.612 m) Existen varias opciones de rutas: la que atraviesa los lagos de Covadonga, la del Casetón de Ándara o la que comienza en el Refugio de Vegabañu. Sin embargo, será el monitor quien, teniendo en cuenta las condiciones de la nieve, la climatología y el perfil del grupo que va a realizar la excursión, elegirá la que sea más conveniente.

Te gusten o no los deportes de invierno, esta excursión en raquetas de nieve es súper recomendable porque no requiere de muy buena forma física pero sí estar dispuesto a andar en terrenos complicados y volver a casa con agujetas. Puedes ir a tu ritmo, descansando y disfrutando del entorno, que cubierto de nieve es imponente. El equipo permanece unido durante todo el trayecto y el monitor, está pendiente siempre ante cualquier necesidad que pueda surgir. Además, el hecho de que estos hermosos parajes no sean fácilmente accesibles mediante ningún otro medio durante el invierno, hace de ésta una experiencia única. 

 

Una vez finalizada la excursión con raquetas de nieve, no puede faltar un recorrido por los pueblos de alrededor. Además de lo visitado durante la travesía, Ponga tiene mucho más que ofrecer y uno de esos lugares que no pueden faltar es el Desfiladero de los Beyos que cuenta con unas vistas de infarto al río Sella. Viego, Cadenaba, Viboli y San Juan de Beleño son varios pueblos de la zona que merecen visita por sus hórreos y casas tradicionales enmarcadas en un entorno único a los pies de los 

Picos de Europa. Además, cuentan con alojamientos rurales y restaurantes, que son clave para aprovechar al máximo el entorno realizando rutas de senderismo o visitando los numerosos miradores de la zona.

Sin duda Ponga es un trozo del paraíso asturiano que merece mucho la pena descubrir y que durante el invierno despliega todos sus encantos. ¡No te lo puedes perder!

Jo&Jane es la plataforma referente de actividades de turismo activo, tickets y rutas guiadas en Asturias tanto para turistas como locales.

SOBRE JO&JANE

CONTÁCTANOS

Nuestro horario de atención al cliente 

es de lunes a domingo de 8:00 a 20:00 horas

Coworking Edificio Impulsa Parque Científico-Tecnológico de Gijón CP 33203 Asturias (España)

CÓMO NOS VALORAN

Valoraciones de Jo&Jane en Google

SÍGUENOS

  • LinkedIn de Jo & Jane
  • Instagram de Jo & Jane
  • Facebook de Jo & Jane

PAGA CON