• @maria_hb_

Qué ver y hacer un día en Gijón y Oviedo

No hay nada que me guste más que la sensación de haber aprovechado bien el día y sobre todo si es fin de semana y tengo todo el tiempo del mundo. Aunque madrugar no es lo mío, me gusta exprimir las horas haciendo cosas que me gustan como pasear, salir a comer, descubrir sitios nuevos o pasar una noche de verano charlando en una terraza.



Volver a casa con las piernas algo cansadas y la sensación de que el día tuvo más de 24 horas es algo que me encanta. Hace unos días decidí disfrutar de la gastronomía asturiana, descubrir los rincones junto al mar en Gijón y poner el broche de oro en Oviedo. Si tú también eres de los que no paras y buscas descubrir lugares nuevos en Asturias, ¡acompáñame en este viaje exprés!


PASEO POR LA PLAYA DE PONIENTE

Al llegar a Gijón el olor a mar invita a acercarse a la costa y disfrutar de un baño, un paseo por la playa o de alguna de las muchas actividades acuáticas que se ofrecen. El Paddle Surf, que se ha puesto tan de moda en los últimos años es lo que más me apetece probar. También una ruta en Kayak, disfrutar de un SUP XXL con amigos, conocer la bahía de Gijón desde una Moto de Agua e incluso un paseo o fiesta en abordo de un Catamarán son otras alternativas muy tentadoras.



Si vas con un grupo de amigos o con tu familia, hay planes muy divertidos en plena naturaleza y a tan solo 10 minutos del centro de Gijón. Disfruta del ya famoso Fútbol Bubble, de una Ruta en Buggy hasta el punto más alto de Gijón, el Picu del Sol o saca adrenalina en el circuito de Karts. ¡100% recomendable!



No te puedes olvidar de bañarte en la Playa de San Lorenzo, famosa por sus olas, su paseo y por los surfistas que llenan la playa a primera hora de la mañana. Incluso tú mismo si quieres. En Gijón hay infinidad de actividades que hacer y te aseguramos que no se conoce la palabra aburrimiento.



EL VERMUT EN GIJÓN: UN RECORRIDO POR ALGUNOS DE SUS MEJORES LOCALES

Llega la hora del vermut y de picar algo, después de hacer algo de deporte el cuerpo me pide una rica comida cerca del mar.

Gijón, sobre todo en las tardes de verano, se llena de gente abarrotando bares y terrazas para disfrutar sin prisas de una rica comida, charlas interminables con amigos y de la agradable brisa del mar.


Una buena forma de empezar es en el local La Buena Vida frente a la playa de Poniente o en el Pura Vida Beach Club de la playa de San Lorenzo, yo me decidí por el primero.



Buen ambiente, música y vermuts riquísimos que garantizan el comienzo de una tarde increíble. No dudes en echar un ojo a su carta y lanzarte por alguna de sus opciones más atrevidas. Para comer, te recomiendo que eches un ojo al restaurante Mama Guaja, a escasos metros de La Buena Vida y en pleno Puerto Deportivo de Gijón. Una fusión de sabores que te enamorarán y te garantizo que no dudarás en volver.


En el caso que te apetezca una hamburguesa, no dudes en probar una de las mejores en The Berty's, también muy cerca de la Playa de Poniente.



Una vez terminamos de comer, ya con la barriga bien llena cojo un Guppy y me voy a visitar Oviedo. Guppy es coche de alquiler -automático y eléctrico- al alcance de todo el que tenga carnet B2, que funciona por aplicación y que muchos están aparcados en la misma Playa de Poniente. Muy recomendable.


UN PASEO POR LA CAPITAL ASTURIANA

Si nunca has estado Oviedo pero estás pensando en visitar la capital asturiana seguro que ya has escrito la palabra ''Oviedo'' en tu buscador online y estoy segura también de que la primera foto que ha aparecido ha sido la de una espectacular catedral que corona el centro de la ciudad ¿verdad? Pues mi recorrido por la ciudad empieza justamente ahí, en la plaza de la Catedral de Oviedo, un lugar que no sólo deja sin aliento a los peregrinos que pasan de camino a Santiago de Compostela si no a locales y cientos de turistas que la fotografían a diario.


La catedral se sitúa en una amplia plaza perfectamente acondicionada con varias terrazas donde poder tomarse un café o una cerveza mientras observamos al detalle su fachada, que a día de hoy luce impecable. Y aunque su estructura con una sola torre y la estatua de Don Pelayo a su izquierda es espectacular, su interior esconde muchos secretos. En la Cámara Santa de la catedral se conservan, entre otras reliquias y la Cruz de la Victoria (símbolo de Asturias) la cruz de los Ángeles (símbolo de la ciudad de Oviedo) motivo por el que es muy visitada diariamente.


Oviedo, Asturias, España
Oviedo Desde el Aire


Justo al otro lado de la plaza y enfrente de la majestuosa catedral me encuentro con otro de los símbolos de Oviedo, la estatua de La Regenta, situada como homenaje al personaje más emblemático de la obra de Leopoldo Alas "Clarín".


Catedral de Oviedo y la Regenta, Asturias
Catedral de Oviedo y la Regenta, Asturias


Después de la foto de rigor continúo mi paseo por la Calle de la Rúa -encabezada a un lado por el Museo de Bellas Artes de Asturias y al otro por el Palacio de la Rúa- y que me llevará hasta la Plaza del Ayuntamiento. Si eres una persona golosa, como yo, no te saltes una parada en Diego Verdú para disfrutar de su famoso helado de turrón, con trocitos de auténtico turrón incluidos. Yo aún no he probado ningún helado mejor en el mundo.


El reloj del Ayuntamiento, no siempre muy puntual, me da la bienvenida a la Plaza de la Constitución, punto de encuentro para muchos turistas ya que es donde se encuentra en Centro de Información Turística del Principado de Asturias.


Sigo paseando y me adentro en una de mis zonas favoritas de la ciudad que incluye el Mercado del Fontán un paraíso de los sentidos lleno de puestos donde encontrar una gran variedad de carnes, pescados, frutas, verduras y productos típicos asturianos. Una amalgama de colores y olores, un auténtico mercado tradicional que mantiene la esencia de sus orígenes y donde aún se puede conversar con los tenderos como antaño, compartir recetas y recibir las mejores recomendaciones culinarias de la mano de quien de verdad sabe de lo que habla.


En los alrededores de la plaza cubierta del Mercado del Fontán se alinean múltiples puestos donde la gente se agolpa sobre todo los jueves, sábados y domingos. Allí se pueden comprar flores y plantas de todo tipo, ropa, bisutería, paraguas, libros y revistas, antigüedades y por supuesto productos de la huerta asturiana.


Mercado El Fontán, Oviedo
Mercado El Fontán, Oviedo


Después de este paseo ya va llegando la hora de cenar así que poco a poco voy buscando donde poder sentarme a disfrutar de algún plato típico. Antes de que el hambre me pueda, no puede faltar una visita al Campo San Francisco, el pulmón de la ciudad donde se encuentra la estatua de Mafalda.


Ahora sí, me dirijo a la calle Gascona, conocida como "El Bulevar de la Sidra", para probar el plato asturiano por excelencia, el cachopo. Se trata de dos filetes de ternera rellenos de jamón serrano y queso que después son empanados dejando una textura crujiente en el exterior y tierna y cremosa en el interior. Una perdición. Algunos lugares TOP para probarlo: La Finca -en Gascona- El Gato Negro -en la Plaza Trascorrales- y El Ovetense -en la Calle San Juan-


comida típica asturiana, el cachopo
Plato Típico Asturiano, El Cachopo


Con la barriga llena busco ahora un lugar donde sentarme a tomar una infusión. Me hablan del Per Sé, en la calle Canóniga y a escasos pasos de Gascona, por lo que no lo dudo ni un instante. Por el camino paso por delante del Monasterio de San Pelayo, la Facultad de Psicología de la Universidad de Oviedo, el Museo Arqueológico de Asturias y el Conservatorio de Música. Me doy cuenta de que en cada esquina hay algo que merece la pena contemplar.


QUÉ NO PERDERSE EN OVIEDO

⦁ Oviedo se ha convertido en la casa de acogida de algunos personajes famosos. Date un paseo por el parque San Francisco para encontrarte con Mafalda y sal en dirección Melquiades Álvarez para cruzarte con el mismísimo Woody Allen.

⦁ Se puede decir que Oviedo es la ciudad de las estatuas. Las hay de todos los tipos y en todos los lugares de la ciudad e incluso hay quien ha hecho el tour de las estatuas, ¿las has visto todas?

⦁ Las contraventanas azules de la plaza del Fontán te retrotraerán a otra época y si acudes un jueves, sábado o domingo disfrutarás del bullicio del mercadillo más típico de la ciudad.

Encuentra el paraguas más grande que hayas visto jamás. ¿Será porque en Oviedo llueve mucho?

⦁ No te vayas de Oviedo sin probar su dulce típico, los carbayones, cuyo nombre comparten también los habitantes de la ciudad.

⦁ Si el tiempo acompaña, una ruta por el prerrománico asturiano es una excelente idea. Termina en la cima del Monte Naranco donde tendrás las mejores vistas de la ciudad.


Santa María del Naranco, Prerrománico Asturiano, Oviedo
Santa María del Naranco, Oviedo

¡Cuéntanos cuáles son tus sitios preferidos de Gijón y Oviedo!


910 vistas0 comentarios